Intervención psicológica externa para el tratamiento del alcoholismo. El procedimiento comienza con una exhaustiva evaluación de aquellas áreas que son causa o mantienen el problema del abuso de alcohol. Una vez identificadas, éstas también serán objeto de intervención, junto con el tratamiento directo de la abstienecia.

El uso de interdictores puede ser muy útil en esta problemática, pero no suficiente. Es necesario apuntar que un abordaje global de las áreas afectadas (tanto las relacionadas directamente con la abstinencia como aquellos factores psicológicos que intervienen tanto en la causa como en el mantenimiento del problema) junto con el apoyo de personas allegadas que actuarán como co-terapeutas, garantizan una mayor probabilidad de éxito en el tratamiento.

 

Juan Manuel Rodríguez Jiménez

 

Juan Manuel Rodríguez, colaborador con Clínica Cita (Barcelona)

contactar

 

 

Versión imprimible


tratamiento tabaquismo
tratamiento juego patologico